las mejores levadas de madeira

Wednesday December 5th, 2018 no comments Posted in Europe, Guide, Portugal

Levadas de Madeira

 

 

1.      Levada do Caldeirao Verde

Distancia: 13 Km (ida y vuelta) 980 m 890m Tiempo: 5,30h.

Una de las más famosas, la levada do Caldeirão Verde en el Parque Forestal de Queimadas, cerca de Santana. levada que nos lleva hasta la Caldera Verde, PR 9.
Se puede hacer entero en seis horas o una pequeña parte de una hora ida y otra vuelta hasta una de las cascadas principales del recorrido.

Comienza con casonas con tejados de paja y sigue un canal del siglo XVIII entre hayas o cedros centenarios. Por el camino surgen altas cascadas cuyo vapor es fácil que te empape. Si lo haces, recuerda llevar buen calzado (y meter otro de repuesto en la maleta) porque hay partes del sendero que se transforman en un auténtico barrizal. Esta ruta está esculpida en la roca en gran parte de su recorrido y se atraviesan varios túneles y cascadas para llegar el final del recorrido. En invierno, el camino suele estar húmedo y será muy probable que nos mojemos. En todo el sendero hay vallas protectoras para las zonas más aéreas que son bastantes aunque no presentan ninguna dificultad.

Es necesaria una linterna para atravesar los cuatro túneles que nos encontraremos.

El inicio del sendero se encuentra en el Centro Hípico de Pico das Pedras. Para llegar a este punto hay que dirigirse hasta la población de Santana y allí tomar la carretera que sube hacia Redondo. Unos metros antes de la barrera que permite cerrar la carretera de ascenso al Pico das Pedras, veremos un desvío a nuestra derecha que es la entrada a la hípica donde podremos dejar el coche. Este desvío está indicado también con una señal hacia Queimadas.
Desde el aparcamiento ya vemos el inicio del camino en el que hay un panel informativo. Dejamos atrás las casas típicas de Santana y seguimos por un ancho camino con la Levada do Caldeirao que ya nos acompañará en todo el recorrido.
Atravesamos un pequeño arroyo por un puente y tras un paseo de 30 minutos y 2,5 Km llegamos a Queimadas. Muchos senderistas inician el recorrido desde este punto al que se accede por una pista empedrada. Pasamos junto a dos casas con el techo de paja y un cartel nos indica que nos faltan 6,2 Km para nuestro destino. El camino sigue siendo ancho, hasta que poco a poco empieza a estrecharse y en ocasiones únicamente tenemos el muro de la levada para seguir avanzando.
Durante todo el camino tendremos a nuestra izquierda la levada con grandes muros y vegetación y a nuestra derecha en ocasiones tendremos precipicios de más 100 metros de caída.
Podremos disfrutar en esta primera parte del camino de unas fabulosas vistas sobre la costa norte y alguna que otra aldea al fondo del valle. Pasaremos junto a algunas cascadas y en alguna ocasión el camino deja la levada durante unos metros para sortear pasos más estrechos. A partir de este punto casi todo el camino está asegurado con una valla.

Llegamos a un primer túnel muy corto pero oscuro y unos minutos más tarde llegamos al segundo túnel mucho más largo, justo después de pasar el desvío hacia Ilha que sale a nuestra derecha. A pocos metros pasamos el tercer túnel que es tramos es muy bajo y mucho más largo que los anteriores. En mitad del recorrido, este túnel tiene una ventana que nos permitirá un respiro. Más adelante pasamos el cuarto túnel.

Después de este túnel tenemos una cascada que si ha llovido deberemos sortear puesto que cae justo sobre la levada. Unos 15 minutos más adelante llegaremos al desvío que indica la subida al Caldeirao Verde en 100 metros. La levada continúa hacia el Caldeirao do inferno pero nosotros dejamos este desvío a nuestra derecha y subimos el sendero hasta encontrarnos con la gran cascada del Caldeirao Verde.

**Opción: Desde el Caldeirao Verde y siguiendo la levada do Caldeirao, en unas 2 horas y con un desnivel de 110 metros de subida y 110 metros de bajada, podemos llegar hasta el Caldeirao do inferno. Este sendero es uno de los más fascinantes de Madeira. Es difícil entender como se pudo instalar este ingenioso sistema de canales en un lugar montañoso de tan difícil acceso. Cascadas, túneles, cañones y una enorme caldera son los atractivos de esta ruta vertiginosa. Si decidís realizar este sendero deberéis sumarle 4 horas más a esta caminata, dos de ida y dos de vuelta

El regreso se realiza por el mismo sendero.

Perfil de la etapa: Pico das Pedras (930 m) – Puente sobre el río (2 km, 25 min) – Queimadas (2,50 km, 30 min) – Primera cascada (3,15 km, 1h ) – Segunda cascada (6 km, 1:25 h) – Túneles (7 km, 1:40 h) – Caldeirao Verde (8,5 km, 2:15 h).

 

 

2.      Levada das 25 fontes- Cascada do Risco

Distancia: 12 Km 320 m 320 m Tiempo: 3 h (ida y vuelta)

Otra imprescindible que se puede hacer por libre o con excursión organizada y está al alcance de todo tipo de caminantes ya que la dificultad es baja.

Se trata de una de las levadas más frecuentada de la isla junto con la del Caldeirão Verde pero es que su entorno bien lo merece, repleto de laurisilva y decorado con la bonita cascada de Risco. Paradójicamente el destino de la levada es la Central Hidroeléctrica de Calheta. Su nombre se debe al número de pequeñas cascadas que nos podemos encontrar durante el trayecto.

Esta Levada se puede iniciar de dos formas: Bien por la zona del Rabaçal bien por la zona de Lazer de Caldeira, llamada “Garagem”, en la carretera Dr. Roberto Monteiro. En cualquiera de los accesos, se puede encontrar fácilmente el camino, pero si vas en coche, a la hora de aparcar, se recomienda la primera opción (parking del Puesto Forestal de Rabaçal que se encuentra en la carretera ER 110, entre Paul de Serra y Porto Moniz). Hay un servicio de transporte proporcionado por el municipio de Calheta que efectúa el trayecto entre el punto de partida del sendero y el Posto Florestal do Rabaçal. Son cerca de 2 kms y el servicio cuesta 3 € para el trayecto sólo de ida y 5 € ida y vuelta.

Desde el parking, situado a 1285 metros de altitud, descendemos por una pista asfaltada pero cerrada al tránsito de vehículos particulares hasta llegar al puesto forestal de Rabaçal (2 km, 30 min, 1160 m). Siguiendo las indicaciones del PR 6, el sendero desciende por un camino empedrado, cruza la Levada de Risco y sigue descendiendo por un camino escalonado hasta llegar a la levada de las 25 Fontes (3 km, 40 min, 950 m).
A partir de este punto nuestro camino sigue paralelo a la levada por un camino cómodo. En los lugares más estrechos la levada está protegida por una valla.

Tras 3,50 km de caminata llegamos a la garganta de la Ribeira Grande que cruzamos por un puente (3,50 km, 45 min, 950 m)  y volvemos a tomar la levada por unos escalones. A partir de aquí el camino se estrecha mucho y en ocasiones la vegetación forma túneles.

Dejamos un sendero que baja hacia la izquierda y continuamos siempre por la levada hasta llegar a las 25 fuentes (4,5 km, 1:15 h, 970 m). En la pared empinada cubierta de helechos se deslizan las 25 fuentes.

Si continuamos 10 minutos más por la levada llegaremos a un paraje excepcional: el valle de la Ribeira dos Cedros (5 km, 1:30h, 950 m). Vale la pena acercarse hasta este rincón poco transitado para contemplar su belleza.
Regresamos por el mismo camino hasta encontrarnos el desvío hacia la Cascada do Risco (7,5 km, 1:45 h, 1150 m) que en 10 minutos nos llevará hasta este maravilloso lugar, en que podremos contemplar una caída de agua de más de 200 metros (8,5 km, 2 h, 1150 m).

Después regresamos hasta el puesto forestal (10 Km, 2:30 h, 1160 m)  y por la carretera asfaltada de nuevo hasta el parking (12 km, 3 h, 1285 m). Si estáis cansados, este último tramo se puede realizar con un servicio de autobús.

Perfil de la etapa: Parking del Puesto Forestal de Rabaçal (1285 m) – Puesto forestal de Rabaçal (2 km, 30 min, 1160 m) – Levada de las 25 Fontes (3 km, 40 min, 950 m) – Garganta de la Ribeira Grande (3,50 km, 45 min, 950 m) – 25 fuentes (4,5 km, 1:15 h, 970 m) – Valle de la Ribeira dos Cedros (5 km, 1:30h, 950 m) – Desvío Cascada do Risco (7,5 km, 1:45 h, 1150 m) – Cascada do Risco (8,5 km, 2 h, 1150 m) – Puesto forestal de Rabaçal  (10 Km, 2:30 h, 1160 m) – Parking del Puesto Forestal de Rabaçal (12 km, 3 h, 1285 m).

3.      Pico Ruivo (si vamos a hacer la nº4, ésta quizás no merece la pena)

Distancia: 7 Km 270 m 270 m Tiempo: 1,45 h

El pico más alto de Madeira, el Pico Ruivo, es una ascenso asequible a todo el mundo puesto que un cómodo camino empedrado convierte el sendero en un agradable paseo de aproximadamente una hora de duración con un escaso desnivel de apenas 300 metros.

Para llegar al punto de partida deberemos dirigirnos hacia la población de Santana desde Funchal, una vez pasada la gasolinera de Repsol debemos seguir la indicación “Pico Ruivo” que indica hacia la izquierda. Pasado Pico das Pedras encontraremos la barrera que cierra el acceso a la carretera de Achada do Teixeira abierta de 7 de la mañana a 7 de la tarde. A los pocos kilómetros llegaremos al aparcamiento de Achada do Teixeira situado a 1.592 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Empezamos la ascensión desde el aparcamiento de Achada do Teixeira tomando las indicaciones del PR 1.2. Treinta minutos después del inicio empieza el camino empedrado. Vamos disfrutando de unas maravillosas vistas sobre el Pico Arieiro y a nuestra espalda la costa norte hasta la Península de Sao Lourenço.

Desde el segundo refugio ya divisamos el Pico Ruivo, seguimos ascendiendo hasta pasar por un tercer refugio.

Seguimos ascendiendo por el camino de escalares hasta alcanzar el punto geodésico del Pico Ruivo con unas magníficas vistas sobre toda la isla. Estamos situados a 1862 metros de altitud, el punto más alto de toda la isla de Madeira.

Perfil de la etapa:  Achada do Teixeira (1592 m) – Pico Ruivo (4 km, 1 h, 1862 m) – Achada do Teixeira (8 km, 1:45 h, 1592 m)

4.      Levada que une los picos más altos de la isla: Arieiro y Ruivo.

Distancia: 20 Km 750 m 750 m Tiempo: 5h.

Esta cita senderista es mucho más exigente.

Es una de las rutas de montaña más emocionante. Este camino une los tres picos más altos de la isla. Es muy recomendable realizar esta ruta muy temprano ya que normalmente a partir del mediodía estas cumbres se cubren de nubes.

El sendero comienza en el mismo aparcamiento del Pico Arieiro situado a 1.818 metros de altitud. Dejando el restaurante a nuestra derecha, subimos hasta el punto geodésico del pico.

Unos 15 minutos más tarde llegamos al Mirador de Minho de Manta desde donde tenemos esplendidas vistas sobre el Valle de la Ribeira da Faja da Nogueira.

Por un camino asegurado por un cable metálico bajamos hasta el Túnel del Pico Gato. Túnel de unos 50 metros de longitud por lo general muy húmedo.

Después del túnel el camino se bifurca. Nosotros tomamos el sendero de la derecha.

El camino empinado comienza después del cartel “Fonte”, durante media hora hasta la ladera Este del Pico das Torres. Descendemos del Pico das Torres hasta llegar a un segundo túnel. A la salida del túnel vamos a la derecha.

Tras un ascenso de otra media hora encontramos el camino que sube del refugio desde Achada do Teixeira y al cabo de dos minutos llegamos al refugio del Pico Ruivo.

Comienza el ascenso hacia el Pico Ruivo. Al cabo de cinco minutos seguimos por la izquierda y en cinco minutos más estaremos en el pico más alto de la isla de Madeira: El Pico Ruivo situado a 1.862 metros sobre el nivel del mar.

El regreso re realiza por el mismo sendero.

Perfil de la etapa: Pico do Arieiro (1810 m) – Tunel Pico do Gato (3 km, 0:45 h, 1600 m) – Pico Ruivo (10 km, 2:45 h, 1862 m) – Tunel Pico do Gato (17 km, 4 h, 1600 m) – Pico do Arieiro (20 km, 5 h, 1810 m).

5.      Ponta de Sao Lourenço

Distancia: 8 Km 340 m 340 m Tiempo: 02:15 h.

Esta ruta transcurre en el extremo oriental de la isla. Sus espectaculares vistas sobre la costa con las distintas tonalidades de los acantilados y el azul del mar la convierten en una ruta muy atractiva. Durante el invierno esta zona seca se cubre de verde aumentado el contraste de colores.

El inicio se encuentra al final de la carretera que sale cuando acaba la autopista en la zona franca de Caniçal, en el aparcamiento de La Baia d’Abra a 80 metros sobre el nivel del mar. Desde este punto comienza la senda marcada como PR8.

El camino desciende unos metros y atraviesa una pasarela de madera. Empezamos a planear y llegamos hasta un mirador con impresionantes vistas sobre los acantilados (800 m, 15 min, 80m). Desde aquí también existe la posibilidad de bajar a una pequeña cala de piedras. El camino empieza a ascender y continúa por una cresta. Las partes más expuestas están protegidas por una valla. En este punto llegamos a un segundo mirador, a partir de aquí nos encontraremos con la zona más estrecha de la península de apenas un par de metros y con acantilados a ambos lados (2 km, 30 min, 130 m). Seguimos avanzando y nos acercamos a la Casa do Sardinha, un centro del ministerio de Medio Ambiente rodeado de palmeras. Desde aquí, comienza el tramo circular que comenzamos por la izquierda.
Cuando llegamos a la altura de la casa cogemos un desvío a la izquierda para ascender al Pico do Furado (3,45 km, 1 h, 70 m). Tras una breve ascensión llegamos a una doble cumbre (3,90 km, 1:10 h, 200 m). Desde la segunda, un poco más alta, se tienen las mejores vistas del resto de la península y de la isla de Porto Santo.

Descendemos por el mismo camino y seguimos el camino circular hasta encontrar el sendero por el hemos venido (4,90 km, 1:20 h, 75 m) y será en que nos lleve de nuevo al punto de inicio (8 km, 2:15 h, 80m).

Perfil de la etapa: Baia d’Abra (80 m) – Mirador (800 m, 15 min, 80m) – Ismo de la península (2 km, 30 min, 130 m) –  Desvío Pico do Furado (3,45 km, 1 h, 70 m) – Pico do Furado (3,90 km, 1:10 h, 200 m) –  Fin sendero circular a Casa Sardinha (4,90 km, 1:20 h, 75 m) – Baia d’Abra (8 km, 2:15 h, 80m).

6.      Camino de la costa de Sao Jorge

Distancia: 3 Km 50m 50m Tiempo: 0:40h.

El antiguo camino de costa de Sao Jorge transcurre esculpido en el acantilado y era por donde antiguamente se llegaba al pueblo vecino de Santana. El antiguo embarcadero desafía la gravedad sobre el oleaje del mar.

Este paseo de apenas 3 kilómetros en total merece la pena para contemplar los acantilados de la costa norte y las vistas de la vecina isla.

Para llegar al punto de inicio debemos seguir la carretera ER 101 entre Santana y Sao Jorge y tomar el desvío hacia la piscina indicado con un cartel amarillo por una pista sin salida. Al final encontraremos un aparcamiento y a la izquierda el sendero empedrado que debemos tomar y que nos llevará en unos 20 minutos al antiguo embarcadero.

Perfil de la etapa: Parking piscina (20 m) – Embarcadero (1,5 km, 20 min, 70 m) – Parking piscina (3 km, 40 min, 20 m).

7.      Boca do Risco- Espigao Amarelo

Distancia: 10 Km 200m 200m Tiempo: 2:45h.

Este camino enlaza las localidades de Machico y Porto da Cruz. En su tramo más espectacular el sendero transcurre por un acantilado con inmejorables vistas sobre la costa norte de la isla.

Para llegar al punto de inicio de la senda tomamos la R109  desde Caniçal dirección Funchal. Pasado el antiguo túnel de Caniçal tomamos la primera salida hacia la derecha que asciende lentamente por los barrios altos de Machico. Antes de llegar a una curva cerrada a la izquierda al final del valle, dejamos el coche. El sendero comienza a pocos metros del Bar O Pastel, justo en unas escaleras que parece que se dirigen a las casas más cercanas. Estamos situados a 180 metros sobre el nivel del mar.

Tomamos estas escaleras pasando entre las casas hasta que se convierten en un pequeño sendero que comienza a ascender suavemente hasta cruzarnos con la Levada de Caniçal (0,300 km, 10 min, 195 m). Cruzamos la levada y seguimos ascendiendo hasta llegar a la Boca do Risco (2 km, 35 min, 30 m). En este punto cambiamos a la vertiente norte y el camino sigue ya en cota entre la vegetación hasta llegar al acantilado. El camino esculpido en la roca llega a un tramo en el que un cable metálico nos asegura el paso. En este punto si ha llovido caerá una pequeña cascada.

Finalmente llegaremos al saliente Espigao Amarelo (5 km, 1:20 h, 385 m) marcado con una piedra de medición desde donde tenemos magníficas vistas sobre la costa norte y la península de Sao Lourenço.

Desde aquí podemos regresar por el mismo sendero o bien seguir hasta Porto da Cruz. Si escogemos esta última opción deberemos tener en cuenta el regreso hasta el punto de partida. Hay que destacar que el camino más espectacular de esta ruta es hasta el Espigao Amarelo.

Existe otra opción de punto de inicio para esta ruta. Justo pasado el túnel de Caniçal podemos dejar el coche y seguir por la levada hasta el camino que asciende a Boca do Risco. Con esta opción debemos sumar unos 45 minutos de ida y 45 minutos de vuelta a la caminata.

Perfil de la etapa: Incio del sendero (180 m) – Levada de Caniçal (0,300 km, 10 min, 195 m) – Boca do Risco (2 km, 35 min, 30 m)  –  Espigao Amarelo (5 km, 1:20 h, 385 m).

8.      Levada Nova

Distancia: 10 Km 25m 25m Tiempo: 2:30h.

La Levada Nova se dirige desde el mar hasta el interior. Es una Levada con tramos muy aéreos que presenta unas vistas hacia el valle en el que está situado Ponta do Sol. El sendero pasa por uno de los puntos más atractivos de Madeira, una cascada con una caída muy espectacular.

Para llegar al punto de inicio nos dirigimos desde Funchal hacia Ponta do Sol. En la rotonda de la entrada a Ponta do Sol tomamos el desvío hacia Paul da Serra y a partir de ahí seguir las indicaciones hacia la Levada Nova.
Podemos dejar el coche en la carretera y descendiendo un pequeño tramo de escaleras no situaremos en la levada.

Todo el recorrido lo haremos recorriendo esta levada por su muro de hormigón que es lo suficientemente ancho como para andar sobre él.

El camino no es apto para personas que padezcan de vértigo puesto que en algunos tramos se pasan por zonas con caídas de más de 200 metros y la levada en ningún momento está protegida por vallas, por eso es necesario extremar la precaución.

En algún momento las paredes del camino están cubiertas de hiedra, y si ha llovido no nos salvaremos de una buena ducha.

Tras tres kilómetros de caminata y 50 minutos llegamos a un túnel de unos 200 metros de longitud. Justo después de pasar el túnel veremos una fantástica cascada que ha abierto un surco en la roca. La levada sigue su camino pasando por detrás de la cascada.

A los 5 kilómetros y 1:15 h. aproximadamente llegamos al nacimiento de la Levada Nova.

La vuelta se realiza por el mismo camino. Existe la posibilidad de regresar por la Levada do Moinho que transcurre paralela a la Levada Nova pero más cerca del río pero en enero de 2010 esta levada estaba cerrada a causa de desprendimientos.

Perfil de la etapa: Inicio levada Nova (400m) – Túnel (3 km, 50 min, 400m) – Nacimiento levada Nova (5 km, 1:15h, 400m).

9.      El balcón de Ribeiro Frio

Distancia: 3 Km 10m 10m Tiempo: 0:40h.

Esta excursión, muy corta, merece la pena ya que nos lleva a uno de los miradores más conocidos de la isla de Madeira y es que desde este mirador podemos contemplar una espectacular vista sobre los tres picos más altos del macizo central.

En camino comienza en Ribeiro Frio (ER 103), en la carretera que une Funchal y Santana.
En Ribeiro Frio por debajo del criadero de truchas y unos 30 metros después del restaurante Ribeiro Frio sale un camino hacia la izquierda indicado con una señal de PR 11 (Balcoes).

El camino se adentra en un espeso bosque siguiendo el canal de agua hasta llegar a un bar con bonitas vistas sobre el valle, llegamos a una bifurcación y nos desviamos a la derecha siguiendo las indicaciones hasta llegar al mirador de Balcoes.

Perfil de la etapa: Ribeiro frio (860 m) – Balcoes (1,5 km, 20 min, 850 m) – Ribeiro frio (3 km, 40 min, 860 m).

10.  Ribeiro Frio- Portela (ojo, ver si está abierta)

Distancia: 17 Km 260m 260m Tiempo: 6:30h.

Esta ruta es todo un clásico de las levadas de Madeira ya que en ella podremos disfrutar de una frondosa vegetación de un bosque montañoso subtropical, especial fascinación causa el ambiente húmedo de casi todo el año.

Hay que informarse bien antes de acercarse hasta Ribeiro Frio para realizar esta levada, puesto que lleva en obras de restauración algún tiempo. Así que lo mejor es acercarse a la oficina de turismo de Funchal e informarse del estado de la levada antes de ir hacia Ribeiro Frio.

Ribeiro Frio se encuentra en la carretera ER 103 que une Funchal y Santana.

En Ribeiro Frio buscamos las indicaciones de PR 10 y cruzamos un riachuelo mediante un puente. Seguimos por el ancho camino hasta encontrarnos con la Levada do Furado adentrándonos en un bosque húmedo de laurisilva permitiéndonos disfrutar de vistas sobre las montañas.

Al cabo de una hora y unos 4 kilómetros de caminata cruzamos la Ribeira de Pozo do Bozerro a través de un puente. El camino está repleto de cascadas y algunas zonas más aéreas en donde tendremos que hacer equilibrios sobre el muro de la levada de apenas 30 centímetros.

Llegaremos al túnel del Cabeço Furado, a partir de aquí una serie de cortos túneles esculpidos en la roca se cruzan en nuestro camino.

Llegados a la Casa Forestal de Lamaceiros, un área recreativa, desde donde abandonamos la levada y empezamos a bajar por un ancho camino en dirección a Portela. Basta con seguir las indicaciones hasta llegar a esta población. Desde aquí tenemos dos posibilidades. Volver por el mismo camino o bien tomar algún transporte público que nos devuelva a Funchal.

Perfil de la etapa: Ribeiro Frio (860 m) – Lamacieros (11 km, 2:45 h, 780 m) – Portela (17 km, , 3:30 h, 600 m)

11.  Levada do norte (Cabo Girão – Ribeira Brava)

Distancia: 8.9 Km 23m 56m Tiempo:2-4h.

La Levada do Norte es una de las mayores y más importantes de la Isla, atravesando una gran parte de la región. Este magnífico trozo de la Levada do Norte comienza un poco abajo del conocido Cabo Girão, llevando a los caminantes hasta la zona de la Boa Morte, en Ribeira Brava.

Es un camino fácil y muy agradable que puede realizarse en cualquier altura del año, pues está situado en la costa sur de la Isla, donde el clima es más ameno.

A lo largo del camino, es posible admirar los paisajes fantásticos que van surgiendo, donde se destacan las parroquias de Câmara de Lobos y Campanário. En estos paisajes los caminantes pueden aun observar los campos verdes, plantaciones cuidadosamente trabajadas y el conjunto de casas y edificaciones que forman las poblaciones. De vez en cuando, podrá cruzarse con algún popular de la zona que se encuentra trabajando en sus terrenos o simplemente está dando un paseo.

Al igual que otros senderos de la isla de Madeira, aquí también existen especies diversas de flora y fauna típicas de este local. Tome un momento para hacer una pausa de vez en cuando y disfrutar de las magníficas vistas y todo el entorno. ¡Déjese revitalizar por la naturaleza!

cascada do riscolevada das 25 fonteslevada do Alecrimlevada do caldeirao verdelevada do reilevadasmejores levadas de madeirapico arieiropico ruivoponta de sao lourençopuesto forestal rabaçalribeira da janelatrekking madeira

Leave a Comment

Your email address will not be published.