4 días en Bangkok. Lo mejor de Tailandia en dos semanas (1/4)

04 de febrero de 2018 no hay comentarios Posteado en Asia, Guía, Tailandia

Tailandia

TailandiaTailandia es el país de las sonrisas, de los colores, de los olores…y de Danny boy 🙂

Hicimos un viaje de dos semanas en las que exprimimos el tiempo al máximo (descansamos bien poco) y aprovechamos para ver todo lo que pudimos. Fue un viaje organizado entero por nosotros y nos salió perfecto: ¡de diez! Prestad atención y veréis que no hace falta ir con un viaje organizado, ni mucho menos.

Tailandia me sorprendió por ver lo turísticamente desarrollada que está. En cierta manera pierde ese encanto, autenticidad…aunque seguirás encontrando el exotismo y el choque cultural por supuesto. Creo que es una buena opción para hacer la primera inmersión en Asia. Digamos que es la “Asia light”.

Volamos desde Madrid con Fly-emirates (que hemos de decir, que comparado con Qatar Airways, nos defraudó bastante), con escala en Doha. A las 12 del mediodía ya estábamos cogiendo un taxi de camino al hotel, quitándonos los polares y disfrutando del calor de estos países en el mes de diciembre.

Nada más salir del aeropuerto, en el taxi, descubrimos una de las cosas que más nos sorprendió a lo largo de nuestro recorrido por el país: la veneración que tienen (tenían) hacia su rey Bhumibol Adulyadej, el rey que tuvo encantada a Tailandia durante 70 años. Murió justo un par de meses antes de nuestro viaje y decretaron un año de luto. Todo el país se vistió de negro (era raro ver a gente con ropa de color)y había imágenes de él repartidas por todo el país (incluyendo cada poste de la autovía).

Para no hacer muy largo el post, lo he dividido en las zonas que visitamos: Bangkok, Chiang Rai y Chiang Mai, Khao Lak y Khao Sok y la zona de Phuket (Bahía de Phang Nga y Koh Yao Noi).

Aquí también os dejo un enlace al post con los consejos para vuestro viaje al país de las sonrisas.

Bangkok en 4 días

Dia 1. Día de llegada y toma de contacto con la ciudad

El aeropuerto se encuentra a unos 25 kilómetros del centro de la ciudad y tiene conexión con el metro aéreo de Bangkok así que no necesitarás subirte a un taxi a menos que llegues de madrugada. El precio del sky train rondará los 30 THB (1 USD) por el traslado. El precio del taxi dependerá de lo que negocies (nosotros, al ser nuestro primer día, negociamos bastante mal).

Nos alojamos en un hotel que encontramos en booking ubicado en la zona del norte del Centro histórico, cerca de la calle Khaosan Road. Nos gustó la ubicación y el hotel en sí no estaba mal (tampoco era genial): Villa Cha-Cha Phraathit. Nos costaron 3 noches 4000bath.

Con nuestro cansancio y nuestro jet lag nos encaminamos a visitar el Mercado de fin de semana Chatuchak. Era nuestra única oportunidad ya que solo está en fin de semana y era el único sábado o domingo que estábamos en Bangkok, así que a eso de las 15h salimos del hotel, pillamos un taxi y negociamos el precio para que nos llevara al mercado.

Aquí os diré que todos los taxistas (o casi todos) probablemente os ofrezcan un viaje a buen precio a cambio de llevaros a una fábrica de trajes /camisas para que veáis, sin compromiso alguno. La mayoría de la gente pica y acaba comprando un traje a medida por un precio un poco inferior al que encontraríais en España, pero en mi opinión, no merece la pena.

Nuestro taxista nos llevó a un sitio de estos de trajes, vimos, no compramos y nos llevó al mercado por un buen precio.

El mercado de fin de semana de Chatuchak se encuentra en la zona norte de la ciudad de Bangkok, a una distancia de unos 10 kilómetros de Khaosan Road o del Gran Palacio de Bangkok.

Dirección exacta: Chatuchak Market: 587/10 Kamphaeng Phet 2 Rd, Khwaeng Chatuchak, Khet Chatuchak, Krung Thep Maha Nakhon 10900, Thailand

ChatuchakEs un mercado muy accesible, podemos ir en autobus, metro, skytrain, tuk-tuk y taxi. Lo más sencillo y probablemente lo más rápido es ir en taxi aunque dependiendo de la hora a la que vayas, puede que encontréis mucho tráfico por culpa del mercado, pero si tenéis ganas de explorar, se puede ir en el Skytrain de Bangkok (BTS) y bajarse en la parada Mo Chit. Dependiendo de la estación de origen así será el precio, pero está en torno a los 40 baths (1€ aproximadamente), tardando 10 minutos en llegar.
El metro tiene parada en las inmediaciones del Mercado de Chatuchak, estación Kamphaeng Pet y también la estación Suan Chatuchak.

Las indicaciones son bastante claras, casi imposible perderse. Además en caso de duda tan sólo hay que seguir a la masa de gente que se dirige hacia el mercado, en el caso del skytrain, basta con asomarse por la barandilla del puente elevado y localizar el mercadillo.

Como referencia los autobuses que paran en el mercado de Chatuchak son: líneas 2, 3, 9, 18, 19, 27, 28, 29, 34, 38, 39, 44, 52, 59, 63, 77, 90, 96, 104, 112, 122, 134, 136, 138, 145, 153, 159, 408, 510, 512, 513 y 826.

Este mercado, mitad al aire libre mitad cubierto, es uno de los mercados más grandes del mundo y el mercado más grande de Tailandia con más de 15.000 puestos de mercadillo.

Todo el recinto, de más de 110.000 metros cuadrados, está vallado con lo que es necesario localizar la entrada más cercana para acceder a u interior, tarea sencilla ya que tan sólo hay que seguir al aluvión de gentes que hasta allí se desplaza.

Como su nombre indica, el mercado de fín de semana de Chatuchak tan sólo abre los fines de semana. El horario de sábados y domingos es desde las 6:00 hasta las 18:00 ininterrumpidamente. El viernes el mercado de Chatuchak también está abierto, pero únicamente a ventas al por mayor. Miércoles y jueves el mercado se reduce a su mínima expresión, la venta de plantas y flores. El horario del miércoles, jueves y viernes es el mismo horario que el fín de semana, de 6:00 a 18:00.

Secciones del mercado de Chatuchak

El mayor mercado de Bangkok está dividido en un total de 27 secciones, cada sección del mercado está especializada en un tipo de artículo, aunque con el crecimiento del mercado muchas secciones han empezado a expandir negocio vendiendo más y más artículos distintos (ropa principalmente), con lo que finalmente la distinción entre secciones no queda tan patente.

  • Sección 1: amuletos, libros, artículos de colección, tiendas de alimentación, restaurantes y cafeterías.
  • Secciones 2 a 4: casa y hogar, artículos de colección, Collectibles, cuadros y arte, artículos de cerámica y terracota.
  • Secciones 5 y 6: de todo un poco, principalmente ropa, adornos y los típicos productos de tienda de Chinos.
  • Secciones 7 a 9: muebles, antiguedades, cerámica y artesanía.
  • Secciones 10 a 24: la sección más grande del mercado, especializada principalmente en ropa y textil, productos de consumo, electrodomésticos y mascotas (pájaros y cachorros principalmente).
  • Secciones 17 a 19: curiosa mezcla de tiendas de cerámicas, puestos de fruta, verdura, carnicería, pescado y marisco fresco.
  • Secciones 22 a 26: parecida a las secciones 7, 8 y 9, con tiendas de muebles, antiguedades y artesanías.
  • Sección 27: libros, restaurantes y tiendas para comprar un snack.

Entre la gente y el gran volumen de tiendas, es muy complicado distinguir las secciones. A decir verdad lo que se aprecia dentro del mercado de Chatuchak es que hay como 2 partes distintas: los puestos al aire libre y las tiendas en el interior de recintos / pabellones.

No podía faltar una zona de restaurantes en este inmenso lugar de Bangkok, con más de 400 puestos mayoritariamente situados en la sección nº 1. La gran parte de los restaurantes de Chatuchak son pequeños puestos con mesas y sillas de plástico que venden comida Tailandesa. Como no podía faltar en un lugar turístico, también venden pizza, hamburgesas y perritos calientes. La calidad de la comida es más que aceptable, hay mucha variedad para tratarse de puestos callejeros por así decirlo y el precio es económico, unos 120 baths por persona (3€).

Los mejores lugares donde beber algo y sentarse a reponer fuerza los encontramos en la sección nº 27 del mercado de Chatuchak, donde además de cafeterías y puestos de dulces y salados, también ofrecían el tradicional masaje Tailandés.

Artbox

 

 

Con una superficie de 110.000 metros cuadrados y más de 15.000 tenderetes / tiendas se hace muy recomendable tener un buen mapa del mercado Chatuchak. Para orientarse, el único punto visible en la lejanía es la torre del reloj de Chatuchak. También las entradas como las salidas del mercado están numeradas, incluso los distintos corredores que conforman este inmenso mercadillo poseen un número identificativo de sección, en total 27 secciones.

Por la noche, justo al lado del mercado encontramos un mercado moderno, muy parecido a los europeos, con música en directo y puestecillos de comida y nos encantó.

 

Dia 2. Visita Bangkok

Bangkok es una ciudad de contrastes. Sus olores (buenos y malos) despertarán tus sentidos, y sus vendedores llamarán tu atención en cada esquina. Pero también es una ciudad serena, donde encontrarás templos imperiales, parques y una sonrisa en la gente más amable del mundo.

En el día de hoy tenemos los lugares más turísticos y, por consiguiente, los más impresionantes y también los más concurridos.

El día empieza con la visita al Buddha esmeralda y al Gran Palacio (están uno enfrente del otro).

Importante saber que es imprescindible vestir adecuadamente: pantalón por debajo de la rodilla, hombros cubiertos y sin escotes. (Uno de nosotros no llevaba las mangas suficientemente largas y te alquilan pantalones largos o camisas de manga larga)

Consejo: llevar pantalones desmontables y chaqueta, ya que una vez en el interior del recinto no se controla el código de vestimenta.

Precios: Dejaros claro que los templos en Bangkok son de entrada libre excepto Grand Palace (300 THB/10 USD), Buda Esmeralda , Buda reclinado (50 THB/1.7 USD) y Wat Arun (50 THB/1,7 USD).

  1. Prasat Phra Thep Bidon. wat phra kaew. Templo Buddha esmeralda
Templo Buda Esmeralda
Templo Buda Esmeralda

El Templo del Buda Esmeralda, Wat Phra Kaew, es el templo budista más importante de Tailandia, está localizado en el centro histórico de Bangkok, dentro de los terrenos del Gran Palacio. Se trata de un importante símbolo religioso y político para la sociedad tailandesa. Al contrario que otros templos, no contiene ningún lugar para que los monjes lo habiten, sino que sólo tiene edificios sagrados, estatuas y pagodas con una rica decoración.

El edificio principal es el ubosoth (lugar más sagrado dentro de un templo) central, que es donde se encuentra el Buda de Esmeralda.

La leyenda cuenta que la estatua se creo en la India, cinco siglos después de que Buda llegara al Nirvana, y recorrió un largo trayecto antes de llegar a Bangkok, al este templo Wat Phra Kaew en el año 1782 durante el reinado de Rama I. Esto marcó el comienzo de la dinastía Chakri del presente Reino de Tailandia.

El Buda de Esmeralda, una estatua de color verde oscuro, mide alrededor de 66 centímetros de alto y está tallada en una postura de meditación al estilo de la escuela Lanna del norte de Tailandia.

A excepción del rey, nadie puede tocar esta estatua. Es el rey el encargado de cambiar el manto  a la estatua tres veces al año, en verano, en invierno y en la estación de lluvias, realizando un importante ritual para procurar buena fortuna durante cada temporada. en una sola piedra de jade.

Mientras que la leyenda atribuye esta estatua a la India, hay importantes registros históricos que la sitúan en Camboya en el siglo XV, después se trasladaría a Laos en el siglo XVI y más tarde permanecería en Vientiane (capital de Laos) durante 215 años, llegando finalmente a Tailandia en el siglo XVIII.

Teniendo en cuenta la larga historia y la profecía de Nagasena (un brahmán que se convirtió en un sabio budista que vivió alrededor del año 150 a.C.), que decía el Buda de Esmeralda llevaría prosperidad al país donde residía, el Buda de Esmeralda es deificado en el templo Wat Phra Kaew y profundamente reverenciado en Tailandia como protector del país.

  1. Grand Palace Bangkok
Grand Palace
Grand Palace

Emplazado en el distrito Phra Nakhon, en pleno corazón de la ciudad de Bangkok, junto al rio Chao Phraya, el Gran Palacio de Bangkok ocupa una superficie de 218.400 metros cuadros (casi 22 hectáreas), los muros que rodean el Gran Palacio, creando la forma de un rectángulo, suman un total de 1.9 kilómetros de longitud.

La arquitectura del Gran Palacio está inspirada en Ayutthaya, la antigua capital de Tailandia, es decir, un complejo arquitectónico con forma rectangular donde el río queda en el flanco oeste, el Gran Palacio en el flanco este del complejo y todas las edificaciones están orientadas al norte.

Estructuras y edificaciones reconstruidas y reforzadas a lo largo de los años, el rey Rama I ordenó desmantelar Ayuttaya (la antigua capital) para reutilizar sus materiales de construcción en el Gran Palacio. El objetivo era encontrar la mayor cantidad de piedra y ladrillo disponible, eso sí, ordenó explícitamente que no se dañara ninguno de los templos (hay que tener en cuenta que por aquel entonces la antigua ciudad de Ayuttaya estaba destruida debido a las guerras entre Siam y Birmania).

Fue visionado y construido en 1782 como una ciudad dentro de la ciudad además del hogar durante años de la familia real Tailandesa, los Rama. Esta maravilla arquitectónica se levanta a orillas del Rio Chao Phraya, parcialmente abierto al público como museo, es la gran atracción turística de la capital Tailandesa y punto obligado de la visita a Bangkok. Las distintas edificaciones que compone el majestuoso Gran Palacio de Bangkok son templos, capillas, palacios, puertas y muros, que fueron añadiéndose durante el paso del tiempo y las sucesivas generaciones de Rama.

El Gran Palacio de Bangkok está abierto todos los días de la semana en horario de las 8:30 hasta las 15:30.

Cuando nosotros fuimos acababa de morir el rey y estaba durante un año en este palacio para ser velado, así que a la tradicional visita se unían los miles de tailandeses que estaban allí dándole su último adiós al tan venerado rey.

En el interior del Gran Palacio podemos contemplar la mágica arquitectura Tailandesa con sus tejados puntiagudos, tallas y esculturas de valor incalculable, una réplica de los Templos de Angkor y el famoso Buda Esmeralda, en el interior del templo Wat Phra Kaew, un buda tallado en jade proveniente de la ciudad de Chiang Mai que es el buda más popular y venerado de toda Tailandia.

Hay que estar muy atento en Bangkok para no ser timado, siendo el Gran Palacio Real de Bangkok un lugar donde probablemente intenten timarnos. Como bien dice el cartel que hay colgado de los muros del Gran Palacio Real “Desconfia de los amables desconocidos”. Los timos más comunes en los alrededores del Gran Palacio Real es decirnos que el palacio ya está cerrado, o que ese día hay una ceremonia o acto oficial y no se permite el acceso. Tal vez intenten vendernos entradas para el Gran Palacio que son falsas, entradas al Palacio que ya han sido utilizadas, que están caducadas, o revendernos entradas válidas para el Gran Palacio pero por 4 veces su valor. 

  1. Wat Pho, Wat chetuphon, Templo del Buda Reclinado.
Wat Pho
Wat Pho

A continuación el Buddha reclinado, al más grande del mundo, con sus 46 metros de largo y 15 metros de altura,  según ellos aunque sus vecinos de Myanmar tienen uno más grande todavía. Al estar dentro de un templo da la sensación de ser más grande de lo que es en realidad. Impacta ver semejante escultura y multitud de gente rezandole y haciendo ofrendas.

La figura del Buda Reclinado de Bangkok fue construida en 1832 durante el reinado de Rama III y tiene las plantas de sus pies adornadas con incrustaciones de madre perla. La impresionante figura representa el tránsito de Buda desde la muerte  al Nirvana (La vida eterna). El templo en el que se ubica fue construido con posterioridad a  la ubicación del Buda que no habría sido posible trasladar esta figura y meterla dentro de un templo.

 

Al salir de allí nos dirigimos a tomar un ferry que cruza el río Chao Praya hasta el WatArun. El transporte cuesta 2 THB ya que es el medio utilizado por los locales para cruzar el río.

Ojo de que no os intenten vender un barco turista (que si es lo que queréis, muy bien, pero si lo único que queréis es cruzar el río para ir al otro templo, la diferencia puede ser de 10 céntimos de euro a 40€). Puede que se inventen que el templo está ahora cerrado y mientras abre te dan un paseo en barco y cosas así.

  1. Wat Arun. Templo del amanecer.
Wat Arun
Wat Arun

Wat Arun es un templo totalmente diferente al resto y con una silueta muy representativa. La subida puede dar un poco de vertigo. La bajada más aún. Os recomiendo contemplarlo al anochecer desde la otra orilla del río.

Con 82 metros de altura, su torre (prang) central es la más alta de Bangkok. La arquitectura del templo es de estilo Khmer y recuerda a los templos de Camboya. En las esquinas del templo se sitúan cuatro prangs de menor altura. Todas las torres del Wat Arun están decoradas con porcelana china.

Recomendación de mi amiga María fue subir al Arun residence (36-38 Soi Pratoo Nok Yoong, Maharat Road, Rattanakosin Island Bangkok 10200, Tailandia) ya que tiene una terraza para tomar algo con vistas al templo y al río. Cerveza 200 baht y cocteles happy hour de 17h a 19h.(No es lo más barato que encontraréis pero no está mal)

Recomendación más barata que la de María y que nos encantó es otro bar justo en el Pier tatiem del barco público, donde salen los ferrys para cruzar el río hacia el Wat Arun, hay un bar-casa flotante, justo enfrente de Wat Arun. Por 50 baht la cerveza comerás de maravilla junto a los locales.

Por la tarde, podéis aprovechar para visitar Chinatown y el buda de oro.

Las dos calles principales de Chinatown son Yaowarat y Charoen Krung.  Mientras otros barrios de Bangkok se han vendido a la modernidad, Chinatown ha seguido tozudamente manteniendo su espíritu de barrio exótico y caótico. Y es que el barrio de Chinatown de Bangkok no es un barrio chino más, sino que se trata de uno de los más antiguos del mundo. Chinatown nació en 1782 cuando el Rey Rama I (primero de la dinastía actual) decidió mover su ciudad de un lado al otro del río, empujando a los inmigrantes chinos un poco más lejos del Río Chao Phraya, hasta la zona donde están ahora.

Templo del Buda de Oro
Templo del Buda de Oro

El templo del Buda de Oro es quizás el lugar más visitado de Chinatown. Después del Gran Palacio y el Wat Pho, el Wat Traimit es el tercer templo más conocido entre los turistas en Bangkok. Lo que hace interesantes este templo, es su Buda de oro que, con más de 5500 kgs de peso, es el más grande del mundo de este material. Su interesante historia también ayuda: este Buda, que se cree que es del período de Sukhothai, estaba revestido de yeso y no fue hasta 1955 cuando, en un intento de cambiarlo de lugar, el Buda de yeso cayó y se rompió. Dentro apareció esta estatua de más 5 toneladas de oro que se cree que fue escondida durante la época de Ayutthaya para evitar que la encontraran los birmanos.

El mercado de Sampeng

Lo más interesante del barrio chino de Bangkok durante el día es sin duda el mercado de Sampeng. Se trata de una ajetreada y estrecha callejuela que cruza casi todo Chinatown en la que venden todo tipo de productos al por mayor.

En Sampeng encontraréis productos más enfocados al mercado tailandés. Cosas como bolsos, zapatos y sandalias de todo tipo, ropa, almohadas, sábanas, pendientes y pulseras, entre muchos otros. Aunque también los venden en unidades sueltas, el mercado está más enfocado a compradores de grandes cantidades.

Para llegar podéis ir a la calle principal de Chinatown, Yaowarad Road, y desde allí buscar la callejuela donde se encuentra el mercado, llamada Soi Wanit 2. El mercado va desde Chackphet Road hasta Yaowa Phanit Road.

 

Si hay tiempo por la tarde, y si os apetece, otra opción de visita casa-museo Jim Thompson. Nosotros no la visitamos porque no nos llamó nada la atención, aunque tenemos unos amigos que les encantó (también ellos se dedican al comercio internacional, y puede que lo vieran  más interesante que yo).

Mercado nocturno de Patpong
Mercado nocturno de Patpong

Por la noche, si os quedan fuerzas, es el momento de sumergirse en el mercado nocturno de Patpong.

Es quizás el más famoso de Tailandia. Está en la céntrica y concurrida zona de Silom. Es el icono de las compras callejeras en Bangkok, donde todos los turistas acuden atraídos por su ambiente y en busca de alguna ganga que le sirva como recuerdo de la experiencia (aunque he de decir que me gustó más el ambiente de Khaosan Road).

El mercado ocupa sólo una calle pero se apelotonan un montón de puestos donde venden todo tipo de cosas. Lo que predomina son productos de imitación como relojes, bolsos, camisetas, calzado, etc. El regateo es parte del arte de comprar en este mercado ya que os permitirá conseguir un precio final, a veces de hasta de un 50% menos.

Patpong también es conocida por su vida nocturna, a veces comparada con el Barrio Rojo de Ámsterdam. En los laterales de la calle donde se desarrolla el mercado hay multitud de clubs nocturnos y barras americanas donde te ofrecerán sin descanso un espectáculo de “ping-pong” indistintamente si eres chico o chica o si vas en pareja o no (que como muchos ya habréis leído, se trata de torneos de ping pong en los que dos chicas se pasan la pelota sin tocarla con las manos…allá vuestra imaginación).

Khaosan Road
Khaosan Road

Horario de visita: Todos los días de 18:00h a pasada la media noche.

 

Después de visitar este mercado nos fuimos a cenar por la zona de Khao San Road, donde se llena de puestecitos donde cenar y además, nos pillaba muy cerca del hotel. También hay sitios donde darse un buen masaje bien barato y tiendas para regatear en busca de una camiseta barata.

Dia 3. Visita Ayuttaya

El Parque Histórico de Ayutthaya es un conjunto de antiguos templos y palacios situado a unos 80km al norte de Bangkok (Tailandia). Fue la capital del Reino de Siam (o Reino de Ayutthaya) desde 1350 a 1767 D.C., hoy Ayutthaya es famosa por albergar uno de los complejos arqueológicos más importantes del sudeste asiático.

Ayutthaya
Ayutthaya

Los restos de esa capital (mayoritariamente templos y stupas medio en ruinas) ocupan un área de 15 km2 y son uno de los lugares históricos más importantes de Tailandia. Fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1991.

Su proximidad con Bangkok hace que sean una opción ideal para hacer una excursión de un día y volver a dormir a la capital.

COMO LLEGAR.

Para visitar Ayutthaya tenéis diferentes opciones dependiendo de vuestros gustos y/o presupuestos:

  • A) Contratar una visita guiada que te recogen en el hotel, te llevan, te dan de comer y te devuelven:

– 800 baht por persona (20€)

– 990 baht por persona (26€)-> Este incluye la entrada a los templos de Ayutthaya

  • B) Ir por vuestra cuenta.

Para ir por vuestra cuenta habría que desplazarse (se elija la opción que se elija) hasta la estación de tren/autobuses. Las dos estaciones se encuentran alejadas del centro como para ir andando, por lo que habría que ir en taxi. (Este precio no suele superar los 4€)

 – En furgoneta. A la salida de la estación del Skytrain (Mo Chit) está lleno de furgonetas que te ofrecen llevarte y traerte por 10€ (los 4) y tardan un poco más de una hora y suele salir cada 20 minutos.

– En tren. Es lo más barato pero lo más lento, se desaconseja. Sale desde la Estación de Tren Hua Lamphong pero tarda entre 2 y 3 horas aunque es muy barato.

– En autobús desde la Estación del Norte Mo Chit. Cuesta unos 50 Baths/persona (1,25€) y tarda unas 2 horas.

Nosotros cogimos un bus público desde el hotel hasta la estación de autobuses (tuvimos una experiencia MUY local ya que eramos los únicos turistas que cogían este tipo de transporte, pero tardamos casi 2 horas para hacer un trayecto que en taxi hubiera sido como máximo 30 minutos). Después cogimos un “autobús” (lo pongo entre comillas porque era una furgoneta para unas 9 personas) y nos costó 50 baths por persona

*La entrada a los templos de Ayutthaya era gratuita por la muerte del Rey hasta Enero de 2017, así que no pagamos nada (menos en uno que nos debieron ver cara de guiris).

Equipo calamar en Ayutthaya
Equipo calamar en Ayutthaya

Se puede visitar caminando, pero me parece lo menos recomendable (calor, largas distancias, más tiempo invertido, etc.). Para nosotros la mejor opción es alquilar una moto (200 baht el día aprox.) o una bici (40 baht el día aprox.), disponibles en las tiendas cercanas a la estación de tren, por ejemplo, o en hostels, hoteles, etc.

Los tuk-tuk de Ayutthaya son pequeñas camionetas en las que caben -diría yo- unas 6 u 8 personas. No es peligroso y protege un poco del calor (y mucho de la lluvia). El precio ronda los 200 baht la hora (independientemente del número de personas), pero todo allí se puede negociar.

Nosotros alquilamos una moto por pareja en una tiendecita que había justo al lado de donde te dejaba la furgoneta y aprovechamos para visitar todos los templos que queríamos ver.

Breve historia de Ayutthaya

Según la mayoría de fuentes, la actual Tailandia fue fundada en 1238. Por entonces se estableció en el norte del país el Reino de Sukhothai, considerada por muchos la primera capital del país. Un siglo más tarde, hacia 1351, florecía el Reino de Ayutthaya a unos 400km al sur bajo el mando de Uthong (o Ramathibodi I). Sus inmediatos sucesores no tardaron en subyugar a Sukhothai, que en 1378 ya era un reino vasallo y en 1448 pasaba a formar parte integrante del Reino de Ayutthaya. Otros territorios fueron invadidos con éxito en sucesivos periodos, moldeando así las fronteras de lo que sería la nación de Siam (y posteriormente Tailandia). Ayutthaya se mantuvo como capital durante más de 400 años, pero en 1767 la ciudad fue arrasada por el ejército birmano tras dos años de asedio. Muerto el último rey de Ayutthaya, el comandante Taksin decidió trasladar la capital a Thon Buri (por entonces una ciudad independiente de Bangkok, al otro lado del río Chao Phraya) y se convirtió en el primer y único rey de la dinastía Thonburi.

Qué templos visitar en Ayutthaya

Los ejércitos birmanos lo arrasaron y quemaron casi todo durante la histórica invasión de 1767. Por fortuna, en nuestros días aún se conservan las ruinas de varios templos y palacios de la época gracias a las tareas de reconstrucción y preservación. Para diferenciarla de la nueva Ayutthaya, la ciudad antigua suele ser referida como Ayutthaya Historical Park. Los templos, no obstante, no están concentrados en un recinto único, sino que se reparten aquí y allá, algunos de ellos rodeados incluso por construcciones modernas.

Wat Maha That *(must)

Wat Maha That
Wat Maha That

El Wat Maha That fue otro de los grandes templos del Reino de Ayutthaya por su proximidad al Gran Palacio (destruido por completo) y por albergar reliquias sagradas de Buda. La fecha de su construcción es incierta, pero suele situarse hacia el año 1374. El conjunto de estupas y figuras de Buda que podemos visitar es amplio, pero fue muy castigado durante la invasión birmana y pocas cosas se mantienen en pie. Sin embargo, el Wat Maha That es el templo más visitado de Ayutthaya porque alberga una curiosa cabeza de Buda entre las ramas de un árbol.

Dicen algunos que las raíces rodearon la cabeza de Buda en los años de abandono. Otros comentan que un ladrón la pudo esconder allí para volver algún día a por ella y que nunca pudo recuperarla. Sea como fuera, esta imagen de Buda congrega a cientos de turistas deseosos de admirar semejante rareza.

Wat Phra Sri Sanphet
Wat Phra Sri Sanphet

Wat Phra Sri Sanphet *(must)

El Wat Phra Sri Sanphet también fue un templo de enorme relevancia, pues en su día formó parte del recinto del Gran Palacio. Las tres estupas características de este templo fueron levantadas a finales del s.XV para enterrar allí las cenizas de tres reyes de la época.

Wat Chaiwatthanaram (*must pero está un poco lejos)

Wat Chaiwatthanaram
Wat Chaiwatthanaram

Aunque es mucho más nuevo que el resto (1630), es de los más bonitos y mejor conservados. Tiene un enorme prang central de estilo khmer en el centro que se alza hasta los 35m y cuatro prangs más pequeños custodiando las esquinas del conjunto. Se encuentra algo más alejado del meollo que el resto, pero vale la pena la visitarlo.

Wat Yai Chai Mongkhon *(está lejos pero mola)

Fundado en 1357, El Wat Yai Chai Mongkhon (o Mongkhol) fue uno de los primeros en ser construidos y uno de los más importantes. El propio Uthong, fundador del Reino de Ayutthaya, ordenó su construcción para los monjes budistas regresados de su adoctrinamiento en Ceylan.

A ojos del viajero, este antiguo monasterio destaca por su enorme estupa, a la que se puede subir para obtener buenas vistas del entorno, y por su enorme figura de Buda reclinado.

Wat Yai Chai Mongkhon
Wat Yai Chai Mongkhon

Wat Lokaya Sutha

El templo de Lokaya Sutha no fue tan relevante ni sus ruinas (apenas distinguibles) son demasiado espectaculares, pero hay un motivo por el cual merece la pena acercarse hasta allí: su gigantesca imagen de Buda Reclinado, de 42m de largo y 8m de alto. Todo un impacto para la vista.

 

Por la noche una buena opción es ver un combate de Muay Thai. Nosotros tuvimos mucho lío para volver de Ayutthaya ya que el tráfico fue infernal así que para volver tuvimos que coger la furgoneta + skytrain + bus público + andar + tuk tuk y aun así no nos dejaron donde queríamos si no que tuvimos que andar! La ida a Ayutthaya fue en un par de horas y la vuelta en más de 5!

Dia 4. Visita Bagkok

Otra de las opciones que, aunque ha perdido parte de su encanto por la masificación turística sigue teniendo parte de lo esencial, es la visita a un mercado flotante.

Mercado flotante/ Damnoen Saduak (7:00am-16:00pm)“ดำเนินสะดวก” (el nombre en tailandés)

Es el más grande de los mercados flotantes del delta del Chao Phraya y uno de los grandes mitos viajeros  del Sudeste asiático. A su favor, al contrario que otros mercados más pequeños, tiene que abre todos los días (entre las siete de la mañana y las cinco de la tarde) y que, aunque se encuentra a más de 100 kilómetros del centro de Bangkok, está muy bien comunicado con el centro de la capital tailandesa. En su contra, su fama de carácter mundial, lo que lo ha convertido en una atracción turística de primer orden que recibe miles de visitantes al día. Por eso conviene iniciar la visita a primeras horas de la mañana, antes de que empiecen a llegar los buses cargados de turistas. Como los otros mercados flotantes del país, el origen de Damnoen Saduak fue modesto. Al principio fue un sencillo ‘supermercado’ de alimentos sobre el agua que, poco a poco, fue convirtiéndose en una atracción de fama mundial donde, además de comprar frutas, verduras o pescados, entre otras viandas, también hay tiendas de recuerdos, restaurantes y todo lo que se te pueda ocurrir. Los canales cubren una superficie de varias hectáreas y conviene pasear en alguna canoa sin motor (son más caras pero disfrutarás más del paseo).

RECOMENDACIÓN VISITA:

Una vez llegados al mercado flotante, hay 2 formas de ver sus canales repletos de vendedores, a pie por sus muelles y embarcaderos cargados de encanto o desde el agua con una barca que recorre todas sus zonas. Nosotros recomendamos las 2, primero en barca ya que hay menos turistas y es desde donde se obtiene mejor perspectiva del mercadillo y después cunado ya empieza a estar lleno de gente y los atascos fluviales son frecuentes, continuar nuestra visita a andando por sus alrededores, que es cundo mejor se pude explorar la red de puentes que cruza el agua y conecta encantadoras casa aisladas con tierra firme.

Row boat (around 200-300 baht) to a motorboat (600-800 baht)

CÓMO LLEGAR:

– Los buses en dirección BangPe y Damnoen Saduak salen desde la Terminal Sur de Bangkok (Sai Tai Mai Southern Bus; Borommaratchachonnani Road) entre las 6.00 y las 22.00 con frecuencias próximas a los 40 minutos. El trayecto ronda las dos horas y el precio es de unos dos euros.

-Otra alternativa es tomar las Combis que salen desde Victory Monument (unos cuatro euros). Esta opción cuenta con el problema de que la hora de regreso máxima ronda las 15.00 horas y que hay que andar un kilometro a la llegada al mercando

– Furgoneta privada: si solo deseas visitar el mercado flotante en un día y volver a la capital del país de Siam a pasar la noche, lo mejor es contratar una excursión con furgoneta en cualquier de las agencias de viajes que repartidas por Khao San rd. Estos tours con furgoneta son mucho más rápidos y efectivos por un precio solo ligeramente superior a la de autobuses públicos, y conducen al viajero directamente al mercadillo sin evitar confusiones o posibles perdidas. Llegar temprano es la mejor manera de asegurar unas buenas instantáneas y sobretodo en temporada baja, ya que la afluencias de turistas es menor. (Suele rondar los 400 baht por persona)

-Tour de medio día con agencia. Un tour básico de ida y vuelta. Suele rondar los 550 THB/adult. Las opciones que yo encontré eran la opción 1 y la opción 2.

 

Una vez que volvais del mercado, podéis visitar algunos de los templos menos importantes pero no por ello menos impresionantes: Este día todos los templos son gratuitos.

Wat Saket
Wat Saket

Esta ruta se puede hacer en 4-5 horas. Es un recorrido muy agradable de hacer caminando. El único problema que podemos encontrarnos es que hay pocos lugares para sentarse a tomar algo fresco y tomarse un respiro. Es cierto que los templos son similares entre ellos pero al llegar al Wat Suthat (5), el Wat Ratchanatdaram (6) y Wat Saket (7), en lo alto de una colina, ya sabréis diferenciar entre cada uno de ellos. Otra cosa será intentar acordarse de los nombres, algo que es prácticamente imposible.

En el Wat Saket, al principio de las escaleras, os encontraréis la estatua de 3 monos que hacen honor a los monos emoticonos del whatsapp 😉

Si os sobra tiempo, y si no os apetece ver más templos, otra opción es trasladarse a la zona comercial o ir al distrito De Banglamphu. Gran ambiente en sus aceras, repleto de restaurantes, bares, mercadillos y tiendas con encanto. Es un sitio ideal para encontrar cibercafés y agencias de viajes.

 

Opciones para tomar una copa en las alturas:

Sirocco Sky Bar

Se requiere etiqueta: pantalón largo, zapato cerrado y camisa de manga larga.

Se encuentra alojado en la planta 63 del Dome, para disfrutar de unas vistas increíbles de la ciudad de Bangkok. Fue donde se rodó resacón en las Vegas.

El Sky Bar abre al público en general de 22h a 01h (compruébalo antes porque varían los horarios según las fechas). La entrada es libre y gratuita, siempre y cuando cumplas con la etiqueta. Puede llegar a acumularse  mucha gente en un espacio bastante reducido. Te recomiendo que no vayas a primera hora, sino a partir de las 23.45h para disfrutar de la terraza y las vistas.

Si decides tomarte algo, ten en cuenta que aunque caro, no lo es tanto. Un combinado normal, fueron unos 530 THB, que es poco más de 13 €. Si tienes en cuenta el entorno y las vistas, el esfuerzo vale la pena. No es obligatorio consumir, así que si vas justo de presupuesto, las vistas te salen gratis.

CÓMO LLEGAR

La torre con su cúpula dorada la tendrás vista desde múltiples puntos de la ciudad, así que no te será difícil llegar a ella. Está situado al final de la conocida Silom Road, pero ólvídate de que el taxista conozca el lugar y te lleve. Quizá mejor, usa el Sky Train, bájate en la estación BTS Saphan Taksin y luego camina un poco hacia el edificio. La cúpula dorada te guiará en la noche de Bangkok.

Dirección: The Dome at lebua 63rd floor, 1055/42 Silom Road, Bangrak, Bangkok 10500, Tailandia

 

De aquí nosotros cogimos un vuelo interno (que nos salió, si mal no recuerdo, por unos 40€) y nos fuimos a Chiang Rai.

Otra opción recomendable, que nosotros no hicimos porque queríamos ir hasta Chiang Rai primero, es viajar desde Bangkok hasta Chiang Mai en tren. Es un tren-cama, con varias categorías (todas a un precio muy bueno para cualquier europeo) que te permite recorrer el país con unas vistas muy bonitas. Si tenéis tiempo para hacerlo, puede ser una buena opción.

Aquí os dejo el enlace al siguiente post por si queréis seguir leyendo mi guía (y nuestras aventuras).

 

ayutthayabangkokbuda de orobuda esmeraldabuda reclinadoChatuchakchinatowngrand palaceKhaosan Roadmercado flotantepatpongsampengsirocco sky barskytraintemplotemplo del amanecerwat arunWat Maha Thatwat phoWat Phra Sri Sanphet

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado