Los 7 atractivos turísticos (y desconocidos) de Murcia

15 de abril de 2018 no hay comentarios Posteado en España, Europa, Guía

Erosiones de Bolnuevo

Barrancos de Gebas

Murcia es una región pequeña, desconocida, enclavada entre La Mancha, el levante valenciano y Andalucía oriental. Pocas son las personas que conocen los encantos de esta Región tan amable y acogedora y muchos aquellos que se sorprenden cada vez que muestro paisajes o parajes en mi perfil de Instagram o Facebook. Cierto es que todo el mundo habla de su famosa huerta (rica en frutas y verduras) y su rica gastronomía (al final de post, os dejo una lista con lo que no podéis dejar de probar en vuestra visita a la Región), pero tiene encantos más allá de esto. Aquí os dejo la guía turística de Murcia para saber qué ver: mi selección con los 7 atractivos turísticos imprescindibles de la región.

  1. Los barrancos de Gebas. (Atrévete a viajar a la Luna sin salir de España)
    En el interior de Murcia, bordeando Sierra Espuña, tenemos uno de los paisajes más impactantes y que, personalmente, más me ha sorprendido de toda la región: Los Barrancos de Gebas.
    Este espacio natural protegido se ha ido formando por la erosión fluvial y el viento, dando lugar a lo que se denomina como Bad Lands (tierras malas) o paisaje lunar por su poca posibilidad agrícola debido a la falta de materia orgánica. El terreno, en su mayoría arcilloso, se ha ido modelando poco a poco hasta dar forma a una serie de barrancos, zanjas y cañones, que junto con el color turquesa del embalse que alberga, forman una preciosa postal.
    El Barranco de Gebas es uno de los 8 Paisajes Protegidos de la región y fue declarado como tal en 1995. Su embalse tiene una capacidad de 44,6 Hm3. Fue construído en 1995 y forma parte del Plan General de Defensas contra avenidas de la cuenca del río Segura, a la vez que se utiliza como almacenamiento del trasvase Tajo-Segura. Se trata de un lugar excepcional para el avistamiento de aves que han colonizado la zona.  Se recomienda vivir un atardecer desde el mirador de los Barrancos de Gebas.
    COMO LLEGAR:
    La zona protegida se encuentra cerca de Alhama de Murcia (es aquí donde deberemos llegar si queremos información de la oficina turismo, donde os proporcionarán mapas de la zona). Justo entre esta población y su vecina Librilla. Para llegar al inicio de la ruta, deberemos dejar Alhama por la carretera que va a Librilla. Una vez pasado el pueblo de Gebas nos desviaremos a nuestra derecha cuando nos indique el Mirador de Gebas. El Barranco de Gebas se sitúa entre las montañas de Sierra Espuña y la Sierra del Cura, junto a las poblaciones de Gebas y Fuente Librilla. Al final de la carretera se llega a Casas de la Ermita, lugar de inicio de la ruta.
    Si vienes por la autovía y no entras a la oficina de turismo, hay que tomar la A-7, desde Murcia, en dirección a Alhama y coger la salida 631. Luego, desde Alhama, seguir las indicaciones que os he dejado antes.

    Tened en cuenta, si queréis visitar esta zona, se trata de una zona muy árida, así que si pensáis hacerlo en verano, hacedlo a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, ya que puede hacer más de 40ºC fácilmente durante todo el verano.

  2.  Calas de Bolnuevo y Calnegre
    Erosiones de Bolnuevo
    Erosiones de Bolnuevo

    Buena parte de la costa murciana, la que va desde el límite con Almería hasta el Cabo de Palos presenta un perfil montañoso, con laderas muy escarpadas que caen vertiginosamente hasta morir en un mar casi siempre dócil, transparente y cálido. Entre el Puerto de Mazarrón y Águilas es donde encontraréis rutas que serpentean por toda la costa con calas que, hasta hace bien poco, presumían de cierta virginidad (cierto es que en estos últimos años cada vez se están conociendo más, pero siguen lejos de las masas de turistas).
    Esta zona empieza en la ciudad encantada de Bolnuevo, donde el viento ha modelado formas preciosas sobre amarillentos bloques de arenisca. Un poco más adelante podréis dejar el coche aparcado y continuar la ruta en bicicleta o andando por una pista (cerrada al tráfico desde el año pasado-2017) y llegar hasta Punta de Calnegre, de similares encantos.

    Esta zona está designada como área naturista. Hay calas en las que se practica el nudismo y otras más familiares. A gusto de todos.

    Calas de Bolnuevo
    Calas de Bolnuevo
  3. Calas de Calblanque
    Calblanque es la mejor definición de luz mediterránea, el viento cálido y el cielo infinito. Se trata de un largo arenal abierto a los vientos de Poniente y segmentado por varias calas que encajan entre las rocas negras de la sierra costera murciana. Se trata de una zona aún sin contaminar, aunque cierto es que cada año hay más gente que la descubre y quiere repetir.
    Se encuentra a solo unos kilómetros de La Manga del Mar Menor y, para evitar las aglomeraciones, ya está prohibido llegar con coche hasta ahí. Hay un aparcamiento habilitado junto a la carretera principal y se accede por medio de lanzaderas públicas.
    Bien merece una visita sus arenas brillantes, acantilados oscuros y dunas fósiles de gran interés geológico que se reparten por igual en esta banda costera cercana al Cabo de Palos. Además, la zona es un importante hábitat para numerosas aves, como cigüeñuelas, garcetas, chorlitejos, flamencos, achibebes y avocetas.

    Al igual que en la zona de Bolnuevo y Calnegre, tiene una zona naturista (de un poco más difícil acceso) y una zona familiar.

  4. Cartagena
    Visité Cartagena prácticamente sin documentarme, dejando que me sorprendiera, ya que no esperaba mucho de ella. Cual fue mi sorpresa al encontrarme una ciudad con mucho encanto, luminosa, histórica, agradable y con mucho atractivo turístico. Que no os pase lo mismo que a mí:
    Cartagena ha sido un enclave muy importante en la historia de España. Su historia se remonta desde el 227 A.C. con cartaginenses y pasando por romanos. Comprenderéis la importancia que tenía al contemplar la magnitud del Teatro Romano de Cartagena, con capacidad para 6000 espectadores. Es curioso ver cómo encaja el anfiteatro entre callejuelas y casas que siguen habitadas hoy en día.Además, es una ciudad cuya historia ha estado marcada por su gran riqueza minera, con minas de plomo y plata, y también por ser uno de los puertos naturales más importantes del Mediterráneo.
    El centro histórico se extiende al pie de la colina del castillo y es casi todo peatonal. En él puedes ver algunos monumentos, como el palacio Consistorial (donde encontraréis una de las oficinas de información turística), pero también diversos edificios de arquitectura modernista, como el Casino o el Gran Hotel, lo que configura una ciudad muy agradable de pasear.
    Otra de las opciones es hacer un crucero por la bahía de Cartagena con el barco turístico. En el puerto encontraréis las distintas opciones de precio y rutas que hay disponibles.
    También junto al puerto puedes visitar el ARQUA, Museo de Arqueología Subacuática, dependiente de Patrimonio Nacional, donde sobre todo verás los trabajos realizados en la costa de Mazarrón para recuperar antiguos barcos fenicios.
    Pero sin duda, una visita de Cartagena no estará completa si no subes a la colina del castillo a ver las vistas panorámicas de la ciudad y la bahía. Puedes hacerlo andando, pero lo aconsejable es subir en el Ascensor Panorámico, de 45 metros de altura, que desde la calle Gisbert, al este de la colina, te permite llegar a la altura del castillo. Y una vez arriba, más que visitar el Castillo de la Concepción, una pequeña torre defensiva de escaso interés, lo importante es ir al mirador que se abre sobre Cartagena y su bahía, con el Teatro Romano en primer plano.
    Os informo también que si decides visitar Cartagena durante el mes de julio, puedes asistir a alguna de las actuaciones del festival La Mar de las Músicas que cada año se celebra en dicha ciudad murciana.

    Teatro Romano de Cartagena
    Teatro Romano de Cartagena

    Para comer en Cartagena os recomiendo que vayáis al restaurante Las Termas del Pincho. Está muy bien de calidad y precio y está ubicado en el centro peatonal de la ciudad.

  5. Cabo de palos
    Cabo de Palos
    Cabo de Palos

    Cabo de palos fue otro de los gratos descubrimientos de la región que me sorprendió ya que no esperaba encontrar un pueblecito con el encanto mediterráneo en la desconocida Murcia. El centro del pueblo tiene callecitas estrechas y pintorescas y tiene un puerto con cierto encanto y playas largas de arena fina y dorada, que se unen con las de la Manga.
    Además, esta zona tiene gran reconocimiento en el mundo del buceo, ya que bajo sus aguas surgen rocas que suben desde 50 metros hasta casi rozar la superficie para formar uno de los ecosistemas de vida marina más generosos de la costa española, además de un inmenso cementerio de barcos que a lo largo de la historia han dejado su casco en estas traicioneras puntas de roca. Protegidos bajo la figura de Reserva Marina, los bajos de Enmedio, la Testa, Piles I y Piles II son refugio de casi todas las especies mediterráneas: meros enormes, corvinas, pulpos, morenas, castañuelas, barracudas, tembladeras e incluso águilas de mar. Más complicado es visitar el bajo de Fuera, más alejado de la costa. Conocido por los más viejos de Cabo de Palos como la Roca del Vapor, pues en él encalló el más famoso de los navíos hundidos en esta cordillera submarina, el Sirio, un vapor de pasajeros italiano que el 2 de agosto de 1906, cuando navegaba hacia Brasil, se clavó en él, provocando un naufragio en el que murieron 500 personas. Sus restos reposan esparcidos por las laderas del bajo de Fuera junto con el de otra docena larga de buques de todas las épocas que tampoco supieron ver el peligro a tiempo.

    En esta zona os recomiendo comer un arroz con bogavante en el restaurante Freiduría del Puerto . Tenéis que reservar con antelación (nosotros reservamos la misma mañana) para que os preparen el arroz a la hora deseada, y por menos de 25€ por cabeza, comeréis uno de los mejores arroces que he probado en mi vida.

  6. Sierra Espuña
    Paredes de Leyva. Sierra Espuña
    Paredes de Leyva. Sierra Espuña

    Esta Sierra también forma parte de los hallazgos que encontré por esta región. Sorprende cómo en una zona tan seca y árida puedas encontrar un área tan verde. Este Parque Regional, por el que los murcianos sienten gran afecto, fue objeto de un proyecto de reforestación a cargo de Ricardo Codorniú, que consiguió devolver la cubierta verde que había desaparecido debido a la tala excesiva. Una red de senderos de pequeño recorrido, señalizados con marcas blancas y amarillas, permiten recorrerlo de punta a punta. Entre los más recomendables están la senda de Fuente Alta, los senderos de La Santa y Aledo y el de la Umbría del Bosque. Arriba encontraremos los famosos Pozos de la Nieve, construcciones que se remontan al siglo XVI y que servían para recoger las primeras nieves que llenaban estas cavidades de forma cilíndrica de 12 metros de profundidad y hasta 14 metros de diámetro. En verano, el hielo era transportando por las noches en carros hasta las ciudades y las abastecía de agua.

  7. Murcia
    Por último, os hablaré un poco de la capital de la región: la ciudad de Murcia. Tiene un pequeño centro peatonal muy agradable para pasear (zona de la platería), pasando por la catedral, edificio llamativo por su arquitectura. Observad la cadena de piedra que lo rodea 😉
    Tardó cuatro siglos enfinalizar la construcción total de la Catedral. Las obras comenzaron poco antes de comenzar el siglo XV sobre los restos de la mezquita Aljama, derribada para dejar espacio al templo cristiano que, hoy preside la Plaza del Cardenal Belluga. Y no fue hasta pasado un siglo después cuando se concibió la Torre de la Catedral. Que también fue construida a lo largo de varios siglos.. Fue un ambicioso proyecto el de la torre, se pretendía que fuera vista desde todos los puntos de la huerta murciana que la rodeaban. Y así se hizo y ningún edificio podría sobrepasar en altura el campanario de la Catedral.

    Sobre el año 1500, en Murcia apareció un mendigo que dijo ser escultor y que era capaz de hacer, sin cobrar un maravedí y a cambio sólo de asilo y alimento, una cadena esculpida en piedra, que podía rodear la Capilla de los Vélez, entonces en construcción, e incluso la Catedral entera. El Marqués de Vélez, de apellido Chacón y Fajardo, le conminó con aspereza:– Si la obra no me gusta, morirás en la horca.– ¿Y si os gusta?, -preguntó el anónimo loco.- Entonces salvarás tu vida… Tras siete años de trabajo, en la Nochevieja de 1507, la obra estaba finalizada y fue presentada al noble. Tanto él como el obispo y los séquitos de ambos, quedaron maravillados por la perfección y el encanto del trabajo. A partir de entonces, todos alababan y agasajaban al artista y terminaron apodándolo cariñosamente “El Cadenero”. Cuando éste, anunció que había decidido marcharse y seguir su camino, el Marqués de Vélez, temeroso de que pudiese realizar alguna obra parecida en otros lugares, lo mandó apresar, arrancarle los ojos, cortarle ambas manos y encerrarlo en una prisión. Así se garantizó para siempre la posesión de una obra de arte única.
    La cadena, está tallada en dura piedra caliza, tiene unos 90 eslabones de alrededor de un metro de longitud cada uno, rodeando la Capilla de los Vélez de la Catedral. La leyenda desde luego, es muy interesante.

    Para aquellos que estén interesados, esta ciudad fue cuna del prestigioso escultor murciano Francisco Salzillo, máximo representante de la imaginería religiosa con la realización de sus figuras de estilo barroco. Se puede visitar el museo que lleva su nombre.
    Paseando por el centro encontraréis uno de los edificios más bonitos de esta ciudad: el Casino, construido en 1847 en estilo neoclásico. Hoy, después de una larga restauración, el Casino continúa siendo el edificio público más emblemático de la ciudad. Un patio neo-nazarita construido a principios de siglo XX por Manuel Castaños inspirándose en las suites reales de la Alhambra granadina sirve de transición entre el vestíbulo y los salones centrales. La biblioteca guarda el mismo ambiente silencioso y ceremonial que cuando fue inaugurada en 1916. El tocador de señoras es otra soberbia pieza decimonónica, decorada con frescos alegóricos a la noche y a la diosa Selene. Pero la pieza más noble del edificio es el Salón de Baile, con su lámpara de araña de 110 bombillas y 620 piezas diferentes de cristal tallado que ha sido testigo privilegiado de los mejores acontecimientos sociales de la ciudad. Se organizan todo tipo de eventos en él, pero se puede venir solo a tomar un café y admirarlo durante un rato.

    Encontrar un buen sitio donde comer en Murcia no es tarea difícil. Casi todos los restaurantes tienen precios buenos y buena calidad en sus productos. No obstante, yo os recomiendo personalmente el bar-restaurante Los zagales, en el centro de la ciudad. Os sorprenderá lo ricos que están los platos típicos de la gastronomía murciana.

 

Booking.com
GASTRONOMIA

Lo que seguro que es cierto, es que saldréis de esta región enamorados de su cocina. Todo está bueno, bien cocinado y muy amablemente servido. Hay infinidad de platos exquisitos pero aquí os dejo la selección de los más famosos:

  • Zarangollo: Este plato, con nombre tan raro, confirma el buen uso que le dan a las verduras en esta tierra. Consiste en un revuelto de calabacín, cebolla y huevo con aceite. En Cieza se le añade tomate e incluso berenjena o calabaza, y en el Campo de Cartagena se cocina dentro de una masa de pan.

    Migas murcianas
    Migas murcianas
  • Migas murcianas: En esta región la lluvia se celebra doblemente: porque no es algo que pase todos los días y también porque es cuando más se cocina este rico plato. Existen dos variantes, bien las que se cocinan con harina, aceite, agua y ajos secos como base, o bien las que utilizan la miga de pan duro. Con embutidos, ajos tiernos, granadas, uvas…¡hasta con chocolate! Eso sí, comer migas un día que no llueve hará que te miren muy raro: solo puede ser un turista el que hace algo así.
  • Michirones: Habas secas cocinadas con pimentón, panceta, hueso de jamón, chorizo y un toque picante, servidas muy calientes en cazuelita de barro. A mi me recuerdan en cierto modo a la olla de San Antón granadina.
  • Ensalada murciana: Es la combinación perfecta entre conserva y natural, entre granja, huerta y mar. Tomate pelado “de bote”(suele ser casero), huevos duros, cebolla tierna, olivas (así se le llama a las aceitunas en Murcia) y atún. Ideal para el verano y para los amantes de los platos sanos pero sabrosos. Y si no estás a dieta, no tengas miedo y moja el pan.
  • Marinera: Se trata de ensaladilla rusa servida sobre una crujiente y alargada rosquilla, coronada con una anchoa en salmuera. Cambia de género y se llama “marinero” cuando un boquerón en vinagre sustituye al salazón. Y si lo prefieres aún más simple, sólo con ensaladilla, pide una “bicicleta”. Pero tomes la versión que tomes, el arte se demuestra al comerlo sin que se te destroce el invento.
  • Caldo con pelotas: Este es el nombre que se le da a las albóndigas con una sopa ligera. Tradicionalmente se sirve en navidad, pero se puede comer siempre. Se toma casi siempre con un chorro de limón “escurrido”.(Ya veréis que los murcianos le echan limón a todo).
  • Conejo en ajo cabañil: Es un conejo con patatas preparado con una salsa hecha con vinagre, ajo, agua y sal. Esta salsa tiene un sabor muy característico que se cocina también sólo con patatas, “patatas al ajo cabañil” como guarnición para cualquier carne.
  • Matrimonio: Es una tapa a base de anchoa y boquerón, pero sin ensaladilla rusa ni rosquilla.
  • Pastel de carne: Contundente y práctico a la vez. El pastel de carne hunde sus raíces en la edad media y desde entonces se ha mantenido en la Región de Murcia como un exponente de la mejor gastronomía. UN ‘fast food’ que nada tiene que envidiar a los americanos. Su base circular se compone de pasta brisée y su cobertura superior es de hojaldre fino con dibujos concéntricos que le dan la consistencia precisa. En el interior se compone de un relleno de ternera, chorizo, huevo y especias.
  • Paparajote: Para terminar esta selección de lo más rico y representativo no podemos dejar de lado el paparajote, un postre genuino y original que sólo encontrarás en la Región de Murcia. Una idea magistral que consiste en recubrir una hoja de limón con masa de buñuelo y que se elaboraba en todas las casas labriegas. Su exquisito sabor con aromas de limón es inconfundible. Pero si quieres evitar que se rían de ti, la hoja no se come.
CUANDO IR

Murcia tiene un clima muy bueno generalmente durante todo el año. Si bien es cierto, que los meses de verano el sol y el calor están asegurados, puede ser que sea demasiado para algunos de vosotros. Para alguien del sur como yo, viajar aquí en verano me permite disfrutar de las playas, terrazas, etc. pero puedo comprender que no todo el mundo piensa del mismo modo. En invierno es muy poco probable que llueva así que es un buen destino en los meses que hace frío en el resto de la península, te apetece una escapada y no sabes a donde ir. No obstante, os dejo unas fechas clave por si, aprovechando que vais, os coincide alguno de estos eventos culturales:

  • Feria de Murcia (Septiembre): Es un referente cultural y festero en toda la región. Cuenta con numerosas actividades: conciertos, exposiciones y exhibiciones, teatro, deporte… Dentro de todas las actividades, Los Huertos suponen una de las atracciones más queridas en las fiestas. Se trata de un recinto en el que se montan casetas y tenderetes gastronómicos que invitan a degustar los platos más típicos, además de numerosos stands con productos artesanales, escenarios musicales y mercadillos. (Se ponen en los Jardines del Malecón, junto al Río Segura).
    En esta feria también hay una tradicional fiesta de moros y cristianos donde la gente se caracteriza.
  • Bando de la huerta (martes siguiente a la semana santa): Hace 150 años surgió el Bando de la Huerta para divertir a las clases acomodadas y mofarse de la clase obrera huertana. Hoy en día está enmarcado dentro de las fiestas de primavera de la ciudad de Murcia y se celebra el martes siguiente a la semana santa. La jornada es en sí toda una exaltación de las tradiciones huertanas, tan íntimamente ligadas a la historia de ciudad. La inmensa mayoría de los murcianos se echan a la calle durante todo el día, ataviados con el traje típico local.
  • Semana Santa: Por último, si eres un amante de las procesiones, no te pierdas las procesiones murcianas. Se distinguen de las demás del país porque al principio hay un grupo de niños repartiendo caramelos. También es famosa la procesión que lleva a las imágenes que esculpió el artista Salzillo.

    Mayos 2015
    Mayos 2015
  • Fiesta de los Mayos (primer domingo de mayo). Alhama de Murcia: Se trata de una tradición antiquísima, de origen pagano, que ha sufrido una gran evolución. Hoy en día mezcla los elementos de raíz más antigua, es decir el simbolismo de la llegada de la primavera, con otros elementos propios de la tradición cristiana tales como las Cruces de Mayo. Consiste en la colocación, en la puerta de las casas, de peleles o monigotes vestidos con viejas ropas de la casa y la cara pintada con rasgos humanos. Los temas básicos que se tratan suelen ser tres: la recreación de antiguos oficios ya desaparecidos y que eran típicos de Alhama; la representación de escenas de la vida cotidiana, tratadas por lo general en clave de humor y, por último y las más celebradas, las escenas satíricas que con agudeza crítica ponen de manifiesto problemas o temas puntuales de actualidad. Fueron declarados Fiestas de Interés Turístico Nacional en Febrero 2018.
CURIOSIDADES DE MURCIA QUE NO SABIAS
  • Los murcianos presumen de tener su propia lengua: el panocho. Entre las costumbres murcianas de antaño también se ha quedado mucho vocabulario que, actualmente, tanto mayores como jóvenes utilizan a diario en Murcia. Su origen se sitúa en la Vega Media, Vega Baja y zonas de la huerta murciana. Aunque se desconoce el origen del término, todo apunta a que nació en el siglo XIX. Si andas por aquí y escuchas palabras que no sabes qué significan, debes saber que existe un ‘Parabrario murciano’ a modo de diccionario huertanico que te ayudará a comprender mejor el lenguaje in situ para expresiones como éstas: “¡Acho qué dices!”, “Esto se te ha enrrobinao!”, “Ponlo en la leja” o “¡No tiene fuste ninguno!”.
  • Murcia también tiene Récords Guinness. Gracias al popular ‘deporte’ ciezano consistente en lanzar huesos de oliva con la boca, Murcia posee otro Récord Guinness. Fue en el año 2010 cuando un participante lanzó a 21,43 metros de distancia el hueso.

 

 

alhama guia turisticabando de la huertabarrancos de gebasbolnuevobuceo cabo de paloscabo de paloscalas de bolnuevocalas de calblanquecalas de calnegrecaldo con pelotasCartagenacasino murciacomo llegar barrancos gebasconejo ajo cabañilcorremayosfiesta de los mayos alhamagastronomia murciaguia murciaguia turistica cartagenaguia turistica murcialos huertos murciamarineramatrimoniomichironesmigas murcianasmurciamurcia cuando irmurcia turisticapanochopaparajotepastel de carneque ver alhama de murciaque ver murciarutas sierra espuñasemana santa murciasenderismo sierra espuñasierra espuñatrekking sierra espuñavisita murciazarangollo

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado
Booking.com